Proyecto SABA Plus: Acceso al agua y saneamiento para zonas rurales del Sur del Perú

Proyecto SABA Plus: Acceso al agua y saneamiento para zonas rurales del Sur del Perú



Nuestro país es en América Latina uno de los que presenta la más baja cobertura del servicio de agua y saneamiento en el ámbito rural (68% de los hogares no tienen servicio de agua).

En tal sentido, la cooperación Suiza dada su experiencia e interés en impulsar el incremento de la cobertura de los servicios de agua y saneamiento, empezó a apoyar al Estado peruano en sus diferentes niveles para el desarrollo de proyectos de agua y saneamiento rural desde hace 20 años.

El objetivo, fue de contribuir al acceso seguro, universal y equitativo a los servicios de agua y saneamiento en el ámbito rural y áreas post conflicto en la Región Andina.

Esto se plasma en la identificación de un modelo de intervención integral (SABA) como una opción que permita cerrar la brecha de acceso a servicios de agua y saneamiento en el corto plazo y que articule los diferentes niveles de gobierno en el marco de la descentralización de dichos servicios y el alineamiento de políticas del sector.

El presupuesto del proyecto SABA en su I Fase fue de 5,855,235 CHF y para la II Fase fue de 7,183,000 CHF, referido al aporte de la cooperación suiza, es decir para el período 01 de enero 2013 al 31 de diciembre de 2017 se contó con recursos por 13,038,235 CHF (francos suizos equivalente a USD 13,121,171).

El proyecto SABA durante sus 20 años de historia ha aportado aproximadamente 162 millones de soles para el agua y saneamiento rural y ha permitido apalancar alrededor de 1,800 millones de soles de fondos públicos (provenientes de gobiernos locales, regionales y gobierno nacional).

A partir de 1966 al 2011, el modelo de gestión se plasma en los proyectos PROPILAS en Cajamarca y SANBASUR en Cusco, teniendo resultados satisfactorios.

El Modelo SABA se ha desarrollado en 5 períodos claves:

  • 1995-2005: A nivel comunitario, se trabajó en el diseño, validación e implementación de proyectos integrales a nivel comunidad (JASS) y las Municipalidades.
  • 2005-2007: A Nivel Local, trabajando en el fortalecimiento y articulación entre los Gobiernos Locales y Regionales.
  • 2007-2009: A Nivel Regional, trabajando en la incidencia y fortalecimiento a nivel de los gobiernos regionales, generando sinergias con el gobierno nacional para la réplica al interior de las regiones.
  • 2009-2012: A Nivel Nacional trabajando en la incidencia para el escalamiento de la experiencia en otras regiones del país a nivel nacional.
  • 2012-2017: A Nivel Nacional e Internacional, trabajando en la incidencia a nivel Nacional e Internacional.

A partir del año 2012 la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), formula un nuevo proyecto “Boosting Impact at Global Scale-SABA PLUS” que difunde las lecciones aprendidas como de gestión del conocimiento a un mayor número de regiones, que permita al sector y al PNSR insumir las experiencias del modelo para contribuir al nuevo Programa del gobierno, a la formulación de sus estrategias y lineamientos de política de saneamiento rural.

De esta manera es que se ha atendido a 14 regiones: Cusco, Cajamarca, Piura, Lambayeque, Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Puno, Madre de Dios, Huánuco, San Martín, Amazonas, La Libertad y Tumbes y de manera indirecta: Ancash, Pasco, Loreto, Ucayali, Junín y Moquegua.

Durante esos años, el Proyecto SABA alcanzó a consolidar un modelo de intervención integral en el área rural, evolucionando y generando soluciones innovadoras ante los desafíos que presenta el sector. Ese modelo plantea la coexistencia de dos componentes en el ciclo de los proyectos de saneamiento básico: (i) referido a la construcción y operación de la infraestructura física de los sistemas de A&S; y (ii) el relacionado con la gestión de los servicios de A&S y el fortalecimiento de capacidades en los diferentes niveles. Por lo tanto, en el modelo integral de intervención en A&S hay una relación directa entre la instalación de la infraestructura física y los aspectos sociales, cuya meta fue garantizar el compromiso y establecimiento de roles de todos los actores, quienes tendrían los incentivos necesarios para continuar desarrollando una buena gestión durante la vida útil de los sistemas.

Las instituciones que han participado de manera directa en su evolución han sido CARE Perú como implementadora del proyecto, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), y la Agencia Peruana de Cooperación Internacional.

El modelo busca la construcción de propuestas (intervenciones) sobre la base de la demanda, asegurando la participación de todos los sectores, impulsando el desarrollo de sus capacidades y aprendiendo de las experiencias para aportar al diseño de políticas públicas en agua y saneamiento.

El Modelo de Saneamiento Básico Integral – SABA, es una experiencia exitosa de articulación de actores públicos y privados para la gestión sostenible de los servicios de agua potable y saneamiento en las áreas rurales de la sierra sur del Perú. Es un modelo de gestión innovador validado en dos regiones del país a los largo de 15 años con la activa participación e involucramiento de actores claves del agua y saneamiento (Gobiernos Regionales, Gobiernos Locales, comunidades, empresas privadas y organizaciones de la sociedad civil especializadas en el tema).

El valor agregado del modelo reside en la sostenibilidad de las intervenciones en agua y saneamiento, apoyado por la cooperación internacional que se inserta en las estructuras de gobierno para promover cambios en la gestión institucional y de las organizaciones.

El proyecto durante su existencia ha tenido impactos en el acceso a servicios de agua y saneamiento sostenibles, institucionalización y apropiación traducida en una gestión sostenible del saneamiento, un capital humano con capacidades desarrolladas o fortalecidas que asumen compromisos y mujeres y hombres empoderados que participan en su desarrollo personal y en la gestión del modelo SABA.

SABA ha incidido en el desarrollo normativo e institucional en los niveles local, regional y nacional, trascendiendo al internacional; empoderando a los actores locales para acercar sus demandas a los niveles regionales y desde éstos a los nacionales; lo que refleja una clara evolución en la manera como es estaba trabajando antes del proyecto.

Aún existe un brecha que cerrar, la cobertura de los servicios de agua y saneamiento en el ámbito rural es de 61% en agua potable y 21% en saneamiento, por eso el apoyo de la cooperación de COSUDE sería importante se siga dando en esta área tan importante.

En consecuencia, queda aún comprometer a las entidades claves en esta área para que se continúe en esta línea, especialmente de quienes hacen posible la implementación de las políticas públicas adecuadas a las zona rurales, dado que es de gran importancia acceder al agua como derecho fundamental.

Ha sido tal el éxito del proyecto que se ha iniciado una iniciativa regional para replicar el modelo en Colombia (Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio) y Brasil (Departamento de Ingeniería de la Salud Pública).

Oficina de Imagen Institucional y Comunicaciones
Agencia Peruana de Cooperación Internacional – APCI 

 

 

  • 1

Contacto

Central telefónica: (+51) 617-3600
Av. José Pardo 261 Miraflores
Horario de atención: 8:30 a.m a 5:00 p.m (Horario Corrido)

Oficina de Imagen Institucional y Comunicaciones
Teléfono directo: (+51) 617-3668
prensa@apci.gob.pe
transparencia@apci.gob.pe